03308e_7387d591e6771f443f01a99dfcbd369a

La naturopatía o medicina natural que nació en europa a fines del siglo XIX se basa en el uso de sustancias solamente de origen natural, como el agua en su máxima pureza, luz del sol, aire y las hierbas, todo con la finalidad de eliminar del cuerpo humano toda sustancia innatural que genere enfermedades.

La naturopatía considera que la causa de todo tipo de patología está en el desequilibrio del cuerpo por un tema de malos hábitos causados en su mayoría por el consumo de productos industrializados.

Este tipo de terapia dada a conocer por Benedict Lust (tomando como referencia el método del padre kneipp) tiene como principio la autocuración, esto significa que el cuerpo se cura a sí mismo, ya que el organismo tiende siempre a recuperar la salud. Sólo producto de hábitos inadecuados como una dieta inadecuado, aire viciado, las tensiones físicas, la falta de sueño y ejercicios y muchos son los generadores del deterioro de nuestra salud.

La naturopatía agrupa diferentes técnicas terapéuticas naturales, que usadas de forma preventiva permiten mantener en óptimas condiciones nuestra salud, y cuando ya hay síntomas, puede facilitar la resolución y favorecer la recuperación.

La naturopatía nos enseña pues, a seleccionar y utilizar todos los elementos inocuos que la naturaleza nos ofrece libremente; a conocer y desechar los perjudiciales para la salud y también a comprender y respetar todas sus leyes, con el fin de alcanzar el mas idóneo equilibrio, tanto físico como mental y espiritual de nuestro cuerpo, el mayor tiempo posible de nuestra vida.

El naturópata, por lo tanto, no pretende luchar contra las enfermedades propiamente dichas, sino que propone naturalizar los medios y las formas de vida del hombre. Su misión principal es la de eliminar las sustancias nocivas, extrañas y perjudiciales que se puedan encontrar en el organismo (desechos, toxinas, venenos, células dañadas, etc.), y en su lugar aportar las sustancias útiles y sanas (vitaminas, minerales, nutrientes, plantas, etc.) para depurar, y regenerar los tejidos. La función principal del naturópata es la de estimular el sistema y la fuerza de autocuración interna propia de cada ser, es decir la VIX MEDICATRIX.
​​
HISTORIA
La naturopatía data del principio de las artes curativas, es decir, cuando el hombre primitivo empezó a utilizar los cuatro elementos básicos de la naturaleza (tierra, aire, fuego y agua) en beneficio de su salud. Creció lentamente a lo largo de la historia, para alcanzar su máximo apogeo con los movimientos vitalistas alternativos, dando a la Naturopatía en la actualidad, una notoria popularidad e importancia por parte de la sociedad.

Criterios básicos.
La naturopatía sostiene como uno de sus pilares básicos, el de la unidad orgánica, que dice que el cuerpo es un solo órgano, por lo que trata a cualquier dolencia de forma conjunta y global. Otro de sus principales criterios, sostiene la premisa de que no hay enfermedades sino enfermos, al referirse más al terreno o a la predisposición a padecer cualquier tipo de enfermedad, debida por ejemplo a un sistema inmunitario deficiente, malos hábitos de vida, falta de ejercicio, respirar aire contaminado, alimentación antinatural, consumo de sustancias toxicas, etc. generadores del deterioro de nuestra salud.